Blog

La importancia del pescado: el panga
El pescado es el mejor alimento para niños y mayores: pocos hidratos de carbono, mucha proteína, vitamina B, D,A, calcio, fósforo, omega 3 y 6. Aún así, existen muchas ‘razones’ que nos creemos para no comer pescado como los peligros del anisakis. Pero, ¿qué hay de cierto en ello? El anisakis es un parásito del pescado. Suele vivir en el mar y, si acaba llegando a tu estómago, es probable que sufras:
  • Gastroenteritis: puede empezar hasta 1 o 2 días después de haber comido el pescado contaminado. Los síntomas que presenta son dolor de estómago, vómitos, náuseas, diarrea y estreñimiento. No suele dar fiebre.
  • Alergia: empieza minutos o como mucho horas después de comer el pescado.
Este parásito muere si el pescado se fríe o pasa por el horno, pero puede seguir vivo si es marinado o ahumado. Aun así, no es necesario congelar el salmón ahumado, ya que en su procesado industrial se acaba con el anisakis. La mojama y el bacalo en salazón implican procesos que matan al parásito. Otra manera de eliminarlo es congelar antes de consumir. Otra de las ‘razones’ que justifican en ocasiones que no queramos comer pescado es que ‘los pescados tienen mercurio’. Esto es cierto, pero hay que saber que siempre están dentro de los límites permitidos. Los grandes tienen más mercurio que los pequeños, por lo que yo siempre recomiendo comer pescados pequeños y ,de vez en cuando, los grandes. Eso sí, no olvides que el pescado azul por su contenido en mercurio no se recomienda a menores de 3 años.

Un pescado con mucha polémica: el panga

El panga o Pangasius hypophthalmus es una especie de pez de agua dulce de color gris y carne blanca que puede medir hasta 1,5 metros y pesar 40 kilos. Vive en piscifactorías, por lo que no tiene anisakis. Aún así, este pescado procede del río Mekong de Vietnam, un río muy contaminado con mercurio y herbicidas como la trifuralina. Pero ¡NO TE ALARMES! El Ministerio de Sanidad y Consumo a través de la Agencia española de Consumo, Seguridad alimentaria y Nutrición (AECOSAN) asegura que no existe ningún riesgo para la salud al consumir este pescado y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) afirma que los niveles de mercurio están dentro de los limites establecido. En cuanto a valor nutricional, el panga presenta un 18% de proteína, 1% de minerales y 3% de grasa, características similares a las del pescado blanco. No obstante, contiene menos ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6). Con todo esto, en mi opinión, no merece la pena comer panga teniendo opción como tenemos de comer otros tipos de pescados autóctonos y de mayor calidad y valor nutricional. Como siempre recomiendo, cuidemos lo que comamos y lo que le demos a nuestros hijos. Si deseas obtener información más detallada puedes consultar las páginas Saludmedicina.com y la OCU. También puedes escuhar el audio del programa Sense Cobertura de Radio Ulldecona que dedicamos al pescado y, en especial, al panga. ¡Dale al play!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2016 www.testintoleranciaalimentario.com
Top